DIABETES

La Diabetes, es una enfermedad que en muchas regiones afecta a cerca de un 15% de la población y de la cual hay poca información.

pinchandoseLos datos disponibles en varios países  no son precisos. Se estima que el 8.4% de los pobladores  padecen de diabetes, según un estudios del año  2004, Eso en cuanto a los casos tratados, pero se entiende que por cada caso diagnosticado hay otro que no es conocido por la persona.

Es una oportunidad interesante que si en algún país se hace un censo de población por ejemplo se pueda preguntar si la persona sabe si tiene diabetes y de que tipo es para tratar de tener un mapa de esta enfermedad metabólica y poder tener una idea mas exacta que nos ayude a su control.

La diabetes 2 aparece en los adultos y es la que padece el 90 por ciento de los diabéticos. Hay un factor genético pero la obesidad, la mala alimentación y la vida sedentaria la pueden hacer grave.

En el caso de la diabetes tipo 1, el sistema inmunitario del cuerpo mata a las células del páncreas, productoras de insulina, y entonces no se genera. Surge en la niñez y normalmente es tratada, pero la diabetes tipo 2 es una “enfermedad silenciosa”, vale decir que no produce síntomas. Al no haber dolor no hay conciencia y no se realizan controles.

Riesgos

Las consecuencias de un diagnóstico tardío pueden ser muy graves, como la ceguera, problemas renales y cardíacos o la necesidad de una amputación  por problemas de circulación de la sangre.

frutas y medidorLa información es fundamental, no importa que se disponga de todos los insumos si no se tiene la información adecuada. Porque el organismo genera insulina al comer, y entonces la necesidad de insulina depende de lo que se haya comido. El conteo de hidratos de carbono es fundamental.

Otro de los problemas que enfrentan los diabéticos es que los sistemas de salud no suelen incluir un equipo multidisciplinario que el tratamiento de la enfermedad exige.
Un diabético bien controlado tiene la misma calidad de vida que una persona que no padezca la enfermedad, ya que la diabetes no es limitante sino condicionante.

La diabetes puede controlarse.